indiferencia
  • El castigo de la indiferencia

    Autor: Gema Sánchez Cuevas
    La indiferencia es una forma de agresión psicológica. Es convertir a alguien en invisible, es anularlo emocionalmente y vetar su necesidad de conexión social para llevarlo a un limbo de auténtico vacío y sufrimiento. Dicha práctica, como ya sabemos, abunda en exceso en muchos de nuestros contextos: la vemos en escuelas, en relaciones de pareja, familia e incluso entre grupos de amigos.

  • Las 35 mejores frases de indiferencia (y aforismos)

    Muchos escritores y pensadores han escrito sobre esta ausencia de reacción y de sentimientos.
    La indiferencia. Tal vez la (no) reacción más temida por los seres humanos. Se suele decir que es mejor que hablen de uno, aunque sea mal. Pero, desde luego, que otras personas sientan indiferencia ante nuestra suerte o desgracia nos hace sentir solos y desamparados.

  • Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia

    Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia

    Como decía el psicoanalista Sigmund Freud: “Lo contrario del amor no es el odio, sino la indiferencia”, y cuanta razón tenía al aseverar tal cuestión. El amor y el odio son dos caras de una misma moneda, están tan juntitas que podemos pasar de un estado al otro sin darnos cuenta, en cambio, la indiferencia, es fría como la hiel. Es por eso que cuando la pasamos mal con alguien a muchos les gusta “matar con indiferencia”.

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS