Revolución en el tratamiento de quemaduras: la misión de un soldado de la marina

POR ANDREW THOMAS.Imagen: Ryan "Birdman" Parrott es un ex SEAL de la Marina y fundador de Sons of the Flag. (Cortesía de Sons of the Flag).  “Birdman”. Si bien el apodo de Ryan Parrott es ciertamente interesante, la historia detrás es bastante traumática. En 2005, el Humvee del soldado de la Marina fue alcanzado por una bomba en la carretera en Iraq. Parrott estaba en la torreta del artillero, y la explosión lo expulsó por los aires.

Aunque sufrió quemaduras de primer y segundo grado, un encuentro con un Ranger del Ejército, gravemente quemado después de su servicio, lo llevaría a convertirse en un defensor del tratamiento de quemaduras para veteranos, socorristas, civiles y de sus familias.

El comienzo

Parrott, de 36 años, creció en Detroit y no le fue bien académicamente en la escuela. En su tercer año de secundaria, reprobó la mayoría de sus asignaturas. En ese tiempo tomó una clase de psicología motivacional, y el maestro era un veterano del Cuerpo de Marines y de la Guerra de Vietnam. Un día le dijo a la clase que solo había una cosa mejor en el Cuerpo de Marines, y que eran los soldados de la Marina de EE.UU.

“Estaba tan fascinado por su narración y de lo que eran capaces estos soldados. Estaba tan entusiasmado”, dijo Parrott.

Parrott se quedó después de clase y le dijo a su maestro que quería convertirse en un soldado de la Maina. El profesor se echó a reír y le preguntó cómo iba a pasar una de las pruebas más difíciles del mundo, cuando ni siquiera estaba pasando la clase. Pero dijo a Parrott que si hablaba en serio, le conseguiría literatura sobre el tema. Al día siguiente, una copia de Reader’s Digest con el artículo “The Making of an American Warrior” apareció en su escritorio.

Convertirse en un soldado de la Marina

El 11 de septiembre de 2001, estaba sentado en clase cuando vio el segundo avión que chocó contra el World Trade Center. Ese mismo día, fue a la estación de reclutamiento de la Marina. Era demasiado joven entonces, pero después de un par de meses, se alistó. En 2003, comenzó el entrenamiento en el cuerpo de la Marina y finalmente se convirtió en parte del equipo SEAL Team Seven en 2004.

“Ahora estoy rodeado de todos estos guerreros increíblemente excepcionales, especialmente sabiendo que el pelotón al que me uní acababa de regresar del combate”, dijo Parrott. “Sabías al instante que todo lo que salía de sus bocas eran experiencias del mundo real”.

Parrott tuvo la oportunidad de viajar por todo el mundo y disfrutar de la camaradería y de nuevas experiencias.10 birdman 2

Ryan “Birdman” Parrott se convirtió en SEAL de la Marina en 2004. (Cortesía de Sons of the Flag)

Durante su primer despliegue en Irak en 2005, cuando su vehículo fue golpeado por un artefacto explosivo improvisado (IED), la explosión envió fuego y metralla a través de su Humvee. Habiendo sido expulsado del vehículo, fue el menos herido. Fue impactado por metralla y sufrió quemaduras de primer y segundo grado en la cara y en las manos.

Pero otros miembros de su pelotón sufrieron heridas de metralla y quemaduras mucho más severas. Afortunadamente, todos sobrevivieron y Parrott todavía está en contacto con todos los que estaban en ese vehículo. Mientras tanto, Parrott iría a otros dos despliegues de servicio en Irak, uno en 2007 y otro en 2009.

Unidad de quemados
En 2010, Parrott dejó el ejército y se mudó a Dallas. Allí conoció a otro SEAL que tenía una empresa de seguridad y que le ofreció empleo. Un día en el trabajo, un grupo de veteranos entró en la oficina, incluido un guardabosques y un graduado de West Point que habían sufrido quemaduras de un IED durante su despliegue en Afganistán. Parrott le preguntó cómo estaban tratando sus heridas. Él respondió que había tenido tres docenas de cirugías, y que eso era lo mejor que pudieron hacer por él.

“Pensé para mí mismo, oh, ¡wow!. Tiene desfiguración en la cara, desfiguración en las manos, solo Dios sabe cómo se ve el resto de su cuerpo. Había pasado por un IED del que no salió bien”, dijo Parrott.10 birdman 3

Ryan “Birdman” Parrott realizó tres turnos de servicio en Irak en 2005, 2007 y 2009. (Cortesía de Sons of the Flag)

Lo que Parrott dedujo de ese intercambio fue que necesitaban ayuda y que los avances en el cuidado de sus quemaduras no existían. Se fue a su casa e investigó el tema. Después de permanecer despierto toda la noche, no pudo encontrar nada que lo ayudara. Dijo que esto lo enfureció, por lo que le preguntó al guardabosques del ejército si se uniría a él para tratar de encontrar una manera de cambiar la situación de los pacientes quemados. El exmarine acepto inmediatamente.

Parrott y sus colegas comenzaron a ir a conferencias sobre quemaduras y a diferentes unidades de quemados para hablar con médicos, enfermeras, pacientes, familias y trabajadores sociales para averiguar dónde existían vacíos en el cuidado de quemaduras y cómo podrían ayudarlos a llenar esos vacíos.

Llenando los vacíos
Después de una extensa investigación, Parrott comenzó su propia organización benéfica llamada Sons of the Flag en 2011, que se convirtió oficialmente en una organización sin fines de lucro registrada en 2012. La organización aborda las brechas en el cuidado de quemaduras para veteranos, socorristas y civiles. Ahora, Sons of the Flag tiene 28 líderes de equipo en 28 estados y trabaja con 14 unidades de quemados a nivel nacional.

Sons of the Flag tiene dos programas principales: el Programa de Becas y la Misión de Reconstrucción de la Libertad.

El programa de becas motiva y compromete a los médicos jóvenes para que se conviertan en cirujanos especialistas en quemaduras. Según la Asociación Americana de Quemados, cada año se queman 480,000 personas en Estados Unidos. Sin embargo, solo hay 300 cirujanos de reconstrucción de quemaduras en el país. Además, no hay una unidad de quemados en cada ciudad, ni siquiera hay una unidad de quemados en cada estado. La organización ofrece becas para que los jóvenes cirujanos se conviertan en becarios, durante su beca asisten a un año de capacitación con un cirujano especialista en quemaduras y luego se convierten en cirujanos especialistas en quemaduras. También participan en iniciativas de investigación y desarrollo.

“Agregué nuevos médicos a la mezcla. Cada médico ayuda a miles de pacientes en sus vidas, por lo que eso asegura el futuro”, dijo Parrott.10 birdman 4

Ryan “Birdman” Parrott (der.) fundó Sons of the Flag en 2012 en un esfuerzo por mejorar la atención de las quemaduras. (Cortesía de Sons of the Flag)

Atención a pacientes quemados
La misión Reconstrucción de la Libertad, se centra en el paciente. Durante la hospitalización inicial, Sons of the Flag les entrega bolsas de viaje a las familias de los pacientes, en estas bolsas hay elementos esenciales como artículos de tocador, cargadores de teléfonos, bolígrafos, papel y mantas. Una vez que los pacientes se estabilizan y abandonan el hospital, pueden desarrollar una serie de complicaciones. Sons of the Flag viajó por todo el país y se asoció con algunos de los mejores cirujanos de quemaduras reconstructivas para crear un panel que trabaje con estos pacientes.

La organización contacta a los pacientes que envían una solicitud a través del sitio web de Sons of the Flag, luego conecta a los pacientes con un panel de cirujanos a través de Skype. El panel, con sede en Tampa, Florida, está bajo la dirección del Dr. Smith y el Dr. Pribaz.

Después de la consulta por Skype, los médicos definen cómo tratar las quemaduras y Sons of the Flag se encarga de toda la logística para enviar a los pacientes y a un familiar a Tampa para que se sometetan a una cirugía sin costo alguno.

Sons of the Flag ha ayudado a más de 1000 pacientes quemados hasta la fecha.

“Ser solo una pieza del rompecabezas es lo más gratificante”, dice Parrott.

https://es.theepochtimes.com/revolucion-en-el-tratamiento-de-quemaduras-la-mision-de-un-soldado-de-la-marina_630149.html