GLOBALIZACIÓN CANCELADA: LO QUE VENDRÁ DESPUÉS

 

Hola, estás viendo el programa de Dugin Guideline. Hoy nos presentamos de una manera inusual: bajo cuarentena, autoaislamiento. Y aunque, probablemente, el tema es terriblemente repetitivo para todos los espectadores y personas, como la cuarentena en sí, todavía quería decir algunas palabras sobre cómo entiendo todo lo que está sucediendo. Ahora hay muchas interpretaciones, diferentes posiciones, pero me gustaría llamar la atención sobre una cosa.

El hecho es que ya han ocurrido cambios muy importantes con la economía global, la política, la cultura, la tecnología, la gobernanza y las estructuras administrativas en casi todos los países del mundo, desde este punto de vista, vivimos en una realidad completamente nueva. No se trata de si un país está luchando de manera efectiva o ineficaz contra el coronavirus, si las autoridades rusas están actuando correcta o incorrectamente, y ni siquiera importa si es necesaria una amenaza tan grave como el coronavirus que requirió la demolición de la economía global, el sistema de gobernanza global mundial. Todo esto es secundario. Los hechos que pueden discutirse con calma y deliberación son mucho más obvios que una gran cantidad de hipótesis, puntos de vista y opiniones sobre cómo el mundo enfrenta el coronavirus.

22 globalization 1

El primer punto que quisiera enfatizar: un sistema de gobernanza global basado en el liberalismo, la democracia liberal, el mercado global, la sociedad abierta y el movimiento de todos los países a diferentes velocidades hacia un único mundo global: toda este plan ha fallado. Sin embargo, muchos olvidan que hace dos meses, con toda la resistencia de China y Rusia, que defendían la multipolaridad, de las llamadas tendencias globales y fundamentales de la civilización humana que se han dirigido hacia la globalización.

Hemos hablado de la multipolaridad muchas veces, ahora somos sus partidarios. Pero si observa cómo las instituciones de control, gestión, influencia del sistema democrático liberal penetraron en China, cómo se implementó la digitalización, cómo la democracia electrónica penetró, incluso si funcionaba mal, en nuestra sociedad, como representantes de la élite global (la "sexta columna") controlaron los principales procesos y en nuestra sociedad en gran medida, y en China...

Podemos decir que antes del comienzo del coronavirus, el globalismo había ganado. Y en el caso de China y Rusia, no se trataba de moverse o no moverse en dirección a Occidente (democracia liberal), sino de qué manera moverse y a qué velocidad moverse. Y en esta relación, Rusia y China solo ofrecieron frenos: por ahora no, sino mañana, pospongámoslo. Ambas (China quizás un poco más, pero Rusia en absoluto) no ofrecieron ninguna alternativa al orden mundial global: “no tan pronto, no tan rápido, LGBT +, pero no ahora, abrir la democracia libre, cambiar todas las estructuras, etc. Sí a las instituciones globales del gobierno mundial, pero pospongámoslo para mañana, demos la oportunidad de tener más tiempo para mantener el sistema de gestión en transición y esperemos, prepararemos nuestra sociedad, de todos modos, se establecerá un gobierno mundial..."

Antes del comienzo del coronavirus, solo íbamos en esta dirección y discutimos sobre la velocidad. Por lo tanto, la "sexta columna" en Rusia, liberales, partidarios del camino occidental del desarrollo, el capitalismo mundial, el sistema burgués, el mercado, la democracia y la ideología de los derechos humanos, no solo no fueron expulsados durante los 20 años de gobierno de Putin, sino que ni siquiera fueron desplazados. Sigo como era antes. Ellos continúan manteniendo posiciones importantes en la estructura de poder. Porque ni Putin ni los conservadores se propusieron proponer un proyecto alternativo para el desarrollo futuro. Todos fuimos hacia el desarrollo de una sociedad global. China (con toda la resistencia y el deseo de adaptar la globalización a sus intereses económicos nacionales) también fue parte de este proceso.

Por lo tanto, la multipolaridad era más bien nuestro deseo: aquellos que no querían seguir el ritmo de los globalistas se presentaron como opositores de la globalización. Pero no se trataba de la globalización, sino solo de la velocidad, ahora o mañana. Los conservadores solo intentaron retrasar el momento inevitable, y sin embargo permitieron el mercado, la digitalización, las nuevas tecnologías, las nuevas tendencias en educación y cultura en su sociedad.

La globalización atacó y penetró en nuestra sociedad: tuvo un apoyo fundamental frente a una parte significativa (si no la mayoría) de las élites gobernantes en Rusia y otras sociedades. Entonces caminamos a diferentes velocidades en la misma dirección.

Y de repente, este modelo, este objetivo, este horizonte, hacia el que se movía la humanidad, no pudo superar el problema del coronavirus.

Aquí surge la primera observación: significa que el movimiento no puede continuar en la misma dirección, al menos en la misma forma. Esto es una cuestión de principios: hemos entrado en una crisis fundamental, en una época de catástrofe comparable a la Primera y Segunda Guerra Mundial (al menos con crisis como el colapso de la bolsa de valores en Nueva York y Europa que condujo a la Segunda Guerra Mundial).

De hecho, estamos en una crisis fundamental del orden mundial, y si después del colapso de la URSS fue posible, después de haber descartado o perdido el modelo soviético, tomar el modelo que quedaba, hoy el polo que era el único punto de referencia, colapsó. Esto es difícil de sobreestimar.

El orden mundial se derrumbó. O ya ha colapsado o está a punto de colapsar, porque el sistema mundial no podrá volver al estado previo al coronavirus. No solo más rápido o ahora, no podrá hacerlo en absoluto. Tenemos un futuro completamente impredecible. Era absolutamente predecible hasta el último momento: todos discutían que tal vez ahora o más tarde, todos discutían sobre la velocidad, pero no sobre la dirección. La humanidad se dirigió hacia la SRL (Sociedad de Responsabilidad Limitada), a un gobierno mundial único a diferentes velocidades: algunos descansaron, dándose cuenta de que los estaban llevando a la muerte (como Rusia), China trató de involucrarse en el proceso por sus propios intereses, cabalgar el tigre, deslizarse entre lo cerrado y lo abierto (esto permitía una mayor perspectiva). Pero el movimiento iba en una dirección: y ahora hemos llegado al punto en que esto es imposible, hubo una falla del movimiento, una crisis fundamental de la efectividad de los sistemas de control y dominio...

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

https://www.geopolitica.ru/es/article/globalizacion-cancelada-lo-que-vendra-despues

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

ÚLTIMAS ENTRADAS DE BLOG

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS