Efectos de las expresiones faciales por el uso de los tapabocas

Los tapabocas han eliminado nuestra capacidad de utilizar señales visuales para comunicarnos, ya que para procesar la información nos centramos en la cara
Los tapabocas ocultan gestos faciales inconscientes que indican si una persona miente; las personas con trastorno de estrés postraumático podrían experimentar una gran ansiedad al usar un tapabocas

-Los bebés aprenden a diferenciar las expresiones emocionales durante los primeros seis meses y los niños pequeños utilizan las expresiones de sus cuidadores para interpretar nuevas situaciones.
-Para mejorar la comunicación se puede hacer uso de señales no verbales y aumentar el volumen de su voz cuando usa tapabocas, así como, considerar técnicas para relajarse si siente ansiedad.
-Para quienes viven en China la mala calidad del aire y el uso de tapabocas son comunes. Desde la década de 1950, algunas personas en Japón, China y Taiwán han usado tapabocas para protegerse de la contaminación del aire. También los usan por otras razones relacionadas con su cultura.

 

En Japón, las personas usan tapabocas cuando se sienten enfermas y las mujeres cuando salen a la calle sin maquillaje. Bradley Sutton es un estadounidense que vivió en Japón. Le dijo a un reportero de VOA News que en Asia, usar un tapabocas es parte de su cultura, por lo que hacerlo por razones distintas a la contaminación del aire es más común.

A pesar del problema con la calidad del aire antes del primer brote de SARS en China en 2002, los tapabocas no eran de uso habitual en la vida de todos los asiáticos. Su uso se volvió regular después del SARS. Hoy en día, los fabricantes en Asia oriental producen hasta 20 millones de tapabocas por mes. Antes del SARS, las personas que vivían en Taiwán creían que los tapabocas eran solo para enfermos graves.

Desde entonces, los taiwaneses han adoptado el uso del tapabocas. En un comentario en China Under the Radar, el escritor cree que los jóvenes chinos los usan para construir una "muralla social" y evitar que otras personas se acerquen, "como lo harían con gafas de sol o auriculares". Aunque las pruebas en el mundo real indican que los tapabocas utilizados para la contaminación del aire varían en su efectividad, se han convertido en un elemento básico en la vida asiática.

Después de que la Organización Mundial de la Salud declaró al SARS-CoV-2 una pandemia, el usar tapabocas se han vuelto cotidiano a nivel mundial. Debido a que la ciencia y las pruebas aún no se han puesto al día, muchas personas eligen usar un tapabocas en público para disipar los temores de los demás. Independientemente de que sean eficaces o no, es importante reconocer los problemas de comunicación que implican y saber cómo tratarlos.19 emociones por tapabocas 1

Decodificar las acciones faciales ayuda a categorizar las emociones
Los tapabocas han eliminado una forma muy importante en la que las personas usan señales visuales para comunicarse y entenderse entre sí. Las sonrisas, las mejillas y los movimientos de los labios se pierden bajo el uso de un tapabocas. Estas percepciones visuales de la expresión son parte de cómo las personas reconocen y comprenden la comunicación.

En un artículo publicado en Current Opinions in Psychology, un profesor de la Universidad Estatal de Ohio planteó la hipótesis de que, para interpretar las emociones, el sistema visual, incluyendo los ojos y el cerebro, intenta identificar la activación muscular en la cara.

Con base en la evidencia computacional, conductual y de imágenes, se cree que los humanos son capaces de involucrarse sin esfuerzo en un estado emocional al leer expresiones faciales. Esto es diferente del modelo categórico que propone que hay seis emociones distintas y universales que se comunican en todas culturas. Estos son: la felicidad, ira, disgusto, tristeza, sorpresa y el miedo.

La segunda teoría se relaciona con un modelo dimensional que sugiere que hay varias dimensiones en las emociones que no son distintas. Los investigadores descubrieron evidencia que apoya el uso de más de una forma de categorizar la expresión. Aunque esto podría ser muy interesante para los investigadores psicológicos, ¿qué significa en términos de nuestra capacidad para comunicarnos cuando no podemos ver la mayoría de las expresiones faciales?

Cuando se evaluó a los adultos, no tuvieron que reconocer que habían visto una cara para que su cerebro reconociera la expresión. Aunque esta es una buena señal de la rapidez con la que el sistema visual se comunica con el cerebro, cuando las expresiones faciales no son tan visibles, este reconocimiento se ve obstaculizado.

Rebecca Brewer de la Universidad Royal Holloway de Londres indica que los humanos procesan todo el rostro de una persona en lugar de prestar atención a un rasgo en especial, como los ojos, la nariz o la boca. "Cuando no podemos ver la cara completa, ese procesamiento holístico se ve afectado", dice.

Brewer agrega que de hecho esto sucede en países donde las mujeres usan velos en público. Los niños y los adultos aprenden a interpretar la información de todo el rostro, las expresiones de los rostros de otros y hasta el ceño fruncido, los cuales se utilizan en varios procesos cognitivos.


Su rostro es una herramienta eficaz de comunicación
Aleix Martinez es el investigador de la Universidad Estatal de Ohio. Ha estudiado el reconocimiento de expresiones faciales mientras programa algoritmos de aprendizaje automático.

Él cree que confiar en las expresiones faciales también puede ser engañoso y explica que la clave para la interpretación es el estudio de la postura, el movimiento y el contexto de todo el cuerpo. Sin embargo, su cara comunica más de lo que sale de su boca. Los autores de un artículo lo describieron de esta manera.

“Una de las herramientas más ricas y poderosas en la comunicación social es el rostro, a partir del cual los observadores pueden hacer una serie de rápidas y sencillas inferencias sobre la identidad, género, sexo, edad, raza, etnia, orientación sexual, salud física, atractivo, estado emocional, rasgos de personalidad, dolor o placer físico, engaño e incluso el estatus social".

En los países donde los revestimientos faciales son nuevos, muchas personas tienen problemas para comunicarse y les cuesta trabajo respirar. Aunque esto podría resultar difícil para muchas personas, puede resultar abrumador para quienes tienen dificultades de comunicación o traumas psicológicos. Por ejemplo, las personas sordas no pueden leer los labios, lo que dificulta la comunicación con una persona que no conoce el lenguaje de señas.

Los tapabocas pueden provocar un episodio de TEPT
Sin embargo, otra preocupación por el uso del tapabocas está relacionado con las personas que tienen trastorno de estrés postraumático (TEPT) y las que podrían estar traumatizadas por la pandemia. Yuval Neria, del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, dirige el programa TEPT del instituto y le dijo a la Asociación Estadounidense del Corazón que los profesionales de la salud mental se encuentran en un territorio desconocido para predecir los efectos de esta pandemia:

"No creo que las consecuencias para la salud mental se limiten solo al TEPT. De hecho, creo que deberíamos anticipar otros problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, abuso de sustancias y un incremento en los casos de suicidio. Que ya existen y cada vez salen más a la luz.

Los desastres se limitan al espacio y al tiempo. Y hay un inicio (que puede tardar algún tiempo) pero que podría marcar el final. Pero creo que los virus tienen su propia forma de infligirnos adversidades. La amenaza es ambigua. (Está) en todas partes y en ninguna. Está en curso. Podría tardar mucho tiempo".

Existe la preocupación de que la pandemia también afecte a quienes tienen antecedentes de trauma. El TEPT no se limita a las personas que sirvieron en las fuerzas armadas. Los hombres y mujeres que son víctimas de abuso doméstico o agresión sexual podrían tener dificultades para usar el tapabocas.

En 2018, la cantidad de violaciones o agresiones sexuales reportadas en personas mayores de 12 años se duplicó con respecto a 2017. En 2015, una de cada cinco mujeres en Estados Unidos reportó haber experimentado una violación o un intento de violación en algún momento de su vida. La violencia física de pareja ha afectado al 33 % de las mujeres y al 25 % de los hombres y el 14.3 % de las mujeres han resultado lesionadas.

Cuando estas experiencias involucran asfixia o que el atacante use tapabocas, puede ser aún peor. El enfermero practicante y psiquiátrico Adam Barkeloo habló para Channel 9 News y expresó su preocupación sobre cómo esto puede provocar un episodio de TEPT:

"El trauma es lo que más nos preocupa. El trauma sexual de un ataque. Lo que podría ser irrelevante para usted o para mí, podría ser muy importante para un niño, una persona mayor o una mujer".

Dawn Nau compartió su historia con un reportero del Altoona Mirror. Ella era cajera de un banco y le tocó presenciar un asalto durante el cual un hombre con un pañuelo le apuntó con un arma a la cara. El reportero escribió:

"La semana pasada, Dawn Nau de Williamsport fue al supermercado por primera vez, después de que se volviera obligatorio el uso del tapabocas. Esto implicó un gran esfuerzo para una persona con trastorno de estrés postraumático y ansiedad.

"Para ser honesta, pensé que tenía que ser valiente", dijo. "La primera vez, estaba en el pasillo y me encontré con un hombre que usaba tapabocas". Dawn tuvo que decirse a sí misma que debía respirar. Fue al siguiente pasillo y se quitó el tapabocas.

"Estuve en la tienda unos cinco minutos antes de tener que quitarme el tapabocas", dijo. "Sentí como si me estuviera asfixiando y no pudiera respirar. Me da pánico". No estuvo mucho tiempo en la tienda, pero cuando se fue, estaba empapada de sudor".

La historia de Dawn no es única. Es similar a la de Lori Perkins y miles de personas que viven con ansiedad relacionada con el TEPT a causa de eventos traumáticos de sus vidas.

El experimento del rostro inmóvil demuestra un reconocimiento facial temprano

 


Para ver el video con subtítulos en español; haga clic sobre el ícono de tuerca en la esquina inferior derecha del video y seleccione “Subtitles/CC”, seleccione “Auto-translate” y luego seleccione ”Spanish”.

Cuando los adultos usan tapabocas los niños también sienten estrés. Este breve video demuestra el papel que desempeña la expresión facial en la interacción infantil. Se llama el experimento del "rostro inmóvil" y se realizó por primera vez en 1975 por Edward Tronick, Ph.D., quien hasta la fecha investiga cómo el comportamiento estresante de una madre puede afectar el desarrollo emocional de bebés y niños.

El estudio podría ser uno de los más citados en el área del desarrollo psicológico. Investigaciones adicionales sobre la capacidad de los bebés para diferenciar las expresiones emocionales han revelado que durante los primeros seis meses los bebés aprenden a reconocer las emociones y a distinguir las características físicas relacionadas a estas.

En un estudio, los científicos descubrieron que los bebés que perciben una cara enojada pasan más tiempo mirando la boca después de escuchar una voz feliz. Los investigadores creen que esta es una reacción al escuchar algo diferente de lo que ven y que podría demostrar la capacidad a una edad temprana para comprender la información emocional con base en lo que escucha y ve.

Los educadores saben desde hace mucho tiempo que la mayoría de los niños pequeños tienen dificultades cuando usan tapabocas. De hecho, existen algunas escuelas primarias que no permiten máscaras durante Halloween, ya que los niños se estresan. Kang Lee, Ph.D., de la Universidad de Toronto, dice que los niños no tienen una amplia capacidad de reconocimiento facial hasta los 14 años de edad.

Hasta ese momento, los niños ven rasgos específicos en lugar del rostro completo Cuando los adultos y los niños usan máscaras, se vuelve más difícil para los niños reconocer a las personas y comprender las señales emocionales. Esto es muy difícil para los niños en el espectro del autismo que a menudo tienen problemas para comprender y leer las señales no verbales.

Los niños pequeños también buscan a sus padres y cuidadores para interpretar situaciones nuevas. Esta dependencia de las expresiones faciales e incluso del tono de voz se distorsiona debido a un tapabocas y podría dificultar su respuesta. Los psicólogos llaman a esto "referencia social" y se desarrolla en los niños durante la etapa preescolar.

Cómo adaptarnos a la comunicación pública
Interpretar las señales no verbales y comunicarse cuando usa un tapabocas en público puede ser un desafío. Sin embargo, existen varias estrategias que puede utilizar para ayudarse a sí mismo y a sus hijos. Considere estos consejos de Brookings:

•Presentaciones: antes de salir a un lugar público, enséñele a sus hijos el tapabocas. Permítales tocarlo y jugar con él. Explíquele que deberá usar el tapabocas en público, al igual que las demás personas. Colóqueselo en frente de su hijo. Los niños podrían tener menos ansiedad cuando pueden anticipar eventos.

•Jugar: juegue a las escondidas y cubra y destape su boca con la mano y el tapabocas. Dígales que sonreirá debajo del tapabocas, aunque ellos no puedan verlo. Utilice la frase, "adivina mi expresión" para ayudarlos a buscar pistas de las expresiones. Con un tapabocas, pídales que miren sus ojos y cejas y adivinen qué expresión hace. Quítese el tapabocas para que comprueben si acertaron en su respuesta.

•Hablar: use el tapabocas en casa y hable con su hijo. Ajuste su tono de voz para que lo puedan escuchar.

Muchos adultos tienen dificultades para usar un tapabocas en público. Aunque es posible que las estrategias simples no sean útiles para aliviar por completo la ansiedad, existen algunas cosas que puede hacer para mejorar la situación:

•Señales no verbales: dado que las expresiones faciales son mucho más difíciles de leer, usar otras señales, como un saludo con la mano, reír cuando sonríe y mostrar más emociones puede ayude a otros a entender lo que se dice. Hacer contacto visual y ser más expresivo de lo normal también puede ayudar.

•Volumen de la voz: el tapabocas disminuirá un poco el tono de su voz, así que asegúrese de hablar alto para que la otra persona lo escuche. Es posible que dejen de pedirle que repita lo mismo después de varias veces y al final se rindan.

•Técnicas de relajación: debido a que su sistema nervioso no suele escuchar razones, sería recomendable tener algunas técnicas que pueda usar en público en caso de sentir ansiedad mientras usa un tapabocas.

Respirar de manera profunda, escuchar música o agregar unas gotas de aceite de lavanda a su tapabocas podría ayudar. Puede activar el nervio vago, que ayuda a calmar el sistema nervioso, al utilizar los músculos faciales y masticar chicle, cantar o tararear.

https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2020/08/22/expresiones-faciales-por-tapabocas.aspx?cid_source=espanl&cid_medium=email&cid_content=art2HL&cid=20200822&mid=DM627955&rid=946135160