35 señales de intoxicación por gluten

 

Creo que es una de las preguntas más frecuentes que nos suelen hacer, tanto por parte de gente simplemente curiosa como por los que sospechan que también podrían serlo: ¿cómo es una intoxicación por gluten? ¿qué sentís los celíacos cuando coméis algo de gluten?.

 

Lo cierto es que no hay dos celíacos iguales, por lo que no hay dos formas iguales de intoxicarse. Dentro de una misma persona no siempre te sientes igual, a veces es más suave y otras puedes estar semanas arrastrando molestias residuales... pero en líneas generales los puntos que enumero son prácticamente todas las manifestaciones que se dan en una intoxicación de gluten. Tened en cuenta que experimentar alguno de estos puntos no tiene por qué significar que sois celíacos, al fin y al cabo el gluten es tóxico de por sí y en todas las personas sanas tiene algún efecto tóxico, por imperceptible que sea. Espero que esta entrada abra los ojos a los celíacos asintomáticos, puesto que estoy convencida de que ninguno lo es y que todos tienen algún marcador al que pueden prestar atención.

De modo que aquí tenéis mi lista. Si sois celíacos también y tenéis alguna más que aportar estaré encantada de leeros.

 

  1. Fatiga extrema. Te sientes como si acabases de bajarte de la cinta de correr después de 40 min dándolo todo.Cansancio extremo en las piernas, los brazos... sólo quieres tumbarte y no moverte más.
  2. Dolor articular. Muchos celíacos experimentamos dolor al mover las articulaciones; algo tan simple como abrir la tapa de un yogur se vuelve muy doloroso para algunos de nosotros. Tanto puede ser dolor en las articulaciones "grandes" (cadera, hombros) como en las más pequeñas, como por ejemplo en los dedos. Se agudiza o aparece el síndrome del túnel carpiano.
  3. Hinchazón. Tanto intestinal como de todo el cuerpo: se nos hinchan los pies, las manos... de pronto parece que te va a explotar el pantalón.
  4. No eliminar líquidos. Yo puedo intoxicarme a mediodía y no volver a orinar ni una gota hasta el día siguiente, pero sé que algunos celíacos permanecen así durante días.
  5. Dolor abdominal. Tanto estomacal como en el intestino. Hay toda una variedad de estupendas sensaciones: ruidosas burbujas de agua en el estómago, dolor como de hipo pero permanente en lugar de pulsátil, dolor intestinal (retortijones, calambres...), dolor en el costado, dolor en la parte baja del vientre similar al dolor menstrual. En mi caso normalmente paso por todos ellos desde más o menos 20 minutos después de haberme contaminado hasta unas 24h después.
  6. Muchísima sed. Esto suele ser al día siguiente en mi caso, es como si el cuerpo empezase a reaccionar. Coincide con el momento en que empiezo a orinar de nuevo.
  7. Neblina cerebral. "Qué hora es? perdona, te he preguntado ya la hora? perdona de nuevo, qué hora me has dicho que era?". Es como que quieres pensar pero no puedes, parecido a esa sensación cuando quieres acabar de ver el capítulo de tu serie favorita pero es tarde, te mueres de sueño y tu mente viene y va... Pero durante todo el día. Te sientes estúpido y la verdad es que, para quienes no saben qué te pasa hoy, un poquito sí que lo pareces.

 

 

  1. Gases. Gases horribles, dolorosos, los sientes moverse. A veces parece que se van al costado, casi en la espalda... maravilloso si tienes algún compromiso familiar o tienes que irte a trabajar.
  2. Irritabilidad, emocionalidad exagerada, vulnerabilidad, depresión. Es increíble cómo se te llega a nublar la cabeza cuando te intoxicas. De pronto todo está mal en tu vida, nada tiene arreglo, todo es un desastre. Todo lo que te digan te sienta mal y sólo quieres encerrarte y estar solo. Según he leído, uno de los motivos es que la alteración intestinal que nos produce la intoxicación anula la producción de endorfinas. Es decir, que no es que te haya sentado mal (emocionalmente hablando) comer gluten, sino que de verdad hay cambios químicos en tu cerebro cuando lo ingieres que te hacen comportarte así. De hecho, no seguir la dieta o intoxicarse de forma continuada puede llevar a problemas mayores por deficiencia de vitaminas del grupo B y por la mencionada alteración intestinal: falta de líbido, trastornos de atención, incapacidad para concentrarnos, ansiedad, depresión e incluso demencia y esquizofrenia. Un motivo para que todos esos celíacos que dicen "es que no me duele la barriga aunque tome un poco" se cuiden como el que más.
  3. Síntomas gripales. Te sientes exactamente como si tuvieses fiebre alta, sólo que no tienes temperatura. Dolor de huesos, dolor en la piel, escozor en los ojos, sensación de frío...
  4. Pérdida de temperatura. Para más sorna, sí... te sientes como si tuvieses fiebre y en realidad pierdes temperatura. Y he experimentado bajadas más bien discretas, creo que tengo mi récord personal en 35.8º. Si ésto os ocurre debéis controlaros muy de cerca,. Los niños NUNCA deben bajar de 36º y los adultos no deberían ir más allá de los 35.4º; si bajáis a esas marcas o veis que no recuperáis tenéis que ir a urgencias.
  5. Problemas en la piel. Eccema, rosácea, picor, deshidratación... El principal para muchos celíacos es la dermatitis herpetiforme (un tipo de dermatitis caracterizado por pequeñas ampollitas y exclusivo de los celíacos, de hecho, tenerla implica diagnóstico directo sin más análisis). En mi caso la piel se me deshidrata de tal manera que se me pelan los brazos y las piernas al día siguiente, como en escamas. Algo curioso que he experimentado desde que dejé el gluten es precisamente el estado de mi piel. Antes de saber que era celíaca la descamación era mi estado normal desde muy niña, tenía que ponerme una buena crema todos los días... incluso, el último año antes del diagnóstico, cuando me puse realmente malita, tenía que ponerme crema nutritiva o aceite 3 veces al día para tratar de controlarlo. Desde que sigo la dieta sin gluten me basta con ponérmela dos veces por semana... me parece muy ilustrativo del daño que el gluten nos llega a causar.
  6. Náuseas. Muchos celíacos tienen episodios de vómito después de ingerir gluten o simplemente un estado de náuseas permanentes, pero sin llegar a vomitar. Qué bien, una que no tengo
  7. Diarrea. Cómo pasar de sólido a ultralíquido en menos de 10 segundos? Pregunte a su celíaco más cercano! Y bueno, no quiero ser escatológica, pero aquello arde... es puro ácido.

 

  1. Episodios de epilepsia. existe literatura médica confirmando casos de personas que padecen epilepsia y que dejan de tener episodios tras eliminar el gluten. Yo no me voy a meter en si son todos celíacos, si la epilepsia coexiste con la celiaquía, es uno de sus síntomas o una provoca la otra, pero el hecho es que para un celíaco con este transtorno, contaminación puede ser igual a ataque.
  2. Dolor en el pecho. una sensación como de pinchazos en el pecho.
  3. Síndrome de piernas inquietas. Yo padezco de este síndrome, que se asocia normalmente a otras patologías como la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica, y lo cierto es que casi desapareció cuando dejé el gluten. Es uno de los síntomas menos frecuentes cuando me contamino, pero sí ha vuelto en alguna ocasión.
  4. Pitido en los oídos. Un pitido continuo en los oídos (acúfenos) que no se deba a una infección o a un trauma (un golpe o un concierto, por ejemplo) puede deberse a una neuropatía ocasionada por déficit de B12... un déficit muy característico de los celíacos y que se puede provocar por contaminaciones repetidas o por una sóla importante. Puede durar días o semanas después del episodio.
  5. Vértigos. dificultad para caminar en línea recta, mareo, sensación de no notar apenas el suelo al pisarlo...
  6. Palpitaciones, taquicardia. Afortunadamente, otro síntoma que no experimento.
  7. Sudores fríos. A menudo acompañados de bajada de tensión
  8. Daños en la boca. Dolor de encías, aftas, brotes de herpes.
  9. Aumento de peso. Relacionado con la retención de líquidos y la inflamación en general. Yo he registrado aumentos de peso de hasta 4Kg en un día.
  10. Agravación de patologías asociadas. artritis, lupus, fibromialgia, fatiga crónica, intolerancias alimentarias...
  11. Asma. En mi caso no soy asmática "de normal" ni tengo asma alérgica, de hecho la experimenté por primera vez a los 26 años. Sólo aparece cuando me intoxico.
  12. Adormecimiento (de los pies, las manos, áreas dispersas del cuerpo e incluso la cara). Ésta me ocurre casi siempre.
  13. Antojos de comida basura/más gluten. Se junta una falsa sensación de hambre con la molestia estomacal. Parece que el estómago quede dañado de tal manera que cuando parece estar vacío molesta, duele e incomoda, de forma que "necesitas" pasarte el día picando para calmarlo... sólo que después de comer duele de nuevo. Además sólo quieres comida que te comforte: bollería, pastas... es como que el mal llama a más mal. Es increíble lo que el gluten hace en nuestra percepción de lo que necesitamos comer.
  14. Sensación de Síndrome Premenstrual. Probablemente sea otra forma de describir un cóctel concreto de las anteriores: la sensación gripal, la retención de líquidos, aumento de peso, cansancio, tristeza, hambre...
  15. Sinusitis, rinitis, asma.
  16. Migraña.
  17. Reflujo gastro esofágico. Muy desagradable para los que lo padecen, afortunadamente no es mi caso tampoco.
  18. Estreñimiento. ya sé que puedo parecer insensible, pero envidio a los celíacos que se estriñen. Al menos podéis salir a la calle sin miedo de tener un accidente.
  19. Ojos secos, escozor, llorosos.

 

  1. Dolor lumbar, ciática: ésta es curiosa. Al parecer se produce porque el duodeno (el que más sufre cuando comes gluten) está conectado y fijado al diafragma y la espina dorsal por un músculo suspensor; el ligamento de Treitz. La inflamación del duodeno afecta a este ligamento y hace que irradie dolor, sientas que tira, etc. hasta el punto de poder sentirlo en la espalda.
  2. Sacroilitis: es una inflamación de la articulación sacroilíaca, algunos estudios sugieren que hasta un 60% de los celíacos la padecemos. Esta afección se controla en una dieta libre de gluten, pero el dolor y la inflamación se vuelven a sentir cada vez que cometemos una transgresión.

Por: Nadia.

https://es.sott.net/article/27807-35-senales-de-intoxicacion-por-gluten?action_object_map=%5B1488985461316061%5D&action_ref_map=%5B%5D&action_type_map=%5B%22og.likes%22%5D&fb_action_ids=10153210505012904&fb_action_types=og.likes&fb_source=other_multiline

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Más Leídas de la semana

More Games

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS