Sed de agua, sed de vida

 

Los textos bíblicos reflejan las condiciones de vida en una región en la que el agua era un bien escaso y por lo tanto muy preciado, pues constituía el elemento más importante para la supervivencia. La gente dependía del agua de las fuentes y los pozos, o del agua de lluvia recogida en las cisternas que habían sido cuidadosamente cavadas.

La existencia de un pozo o de una cisterna era especialmente importante para los pueblos seminómadas y sus rebaños. Tal como muestra el conflicto que enfrentó a Abraham y su hijo Isaac con Abimelec, la posesión de un pozo podía convertirse fácilmente en un motivo de pelea entre los propietarios de grandes rebaños (Gn 21:22 y sig.; 26:15 y sig.).

El agua en la Biblia es uno de los símbolos de la generosidad y la bendición de Dios, pues Dios da a las personas aquello que necesitan para vivir. Se alaba a Dios como el buen pastor que nos conduce a aguas de reposo (Sal 23:2). Pero las personas, aparte de recoger el agua de la lluvia o cavar pozos, no pueden hacer gran cosa para garantizar el suministro de agua que necesitan para vivir. Dios envía la lluvia a los justos y los injustos, del mismo modo que hace salir el sol sobre los malos y los buenos (Mt 5:45). Cuando Agar y su hijo Ismael se quedaron sin agua en el desierto, Dios abrió los ojos de la mujer para que pudiera ver la fuente de agua que sería su salvación (Gn 1:15 y sig.). Cuando el pueblo en el desierto se quejó a Moisés porque no tenían agua para beber, Dios le dijo a Moisés que golpeara la roca y que de ella brotaría agua (Ex 17:1 y sig.).

    

La generosidad de Dios debe reflejarse en las relaciones de la comunidad humana. Ofrecer agua a quien está sediento, aunque sea el enemigo, es un criterio elemental de las relaciones justas (Gn 24:15 y sig.; Pr 25:21; Mt 25:42; Ro12:20). Solo el ruin o el loco privarán de agua al sediento (Isaías 32:6; Job 22:7). Tener que pagar por el agua se considera un signo de opresión y un tratamiento injusto (Nm 20:19; Lm 5:4). El agua es un don gratuito de Dios que la comunidad debe compartir sin restricción. La promesa de la salvación se expresa, por lo tanto, en una invitación a todo aquel que tiene sed a acercarse a las aguas y beber sin tener que pagar por ello (Isaías 55:1). Dios dice: “derramaré aguas sobre el sequedal,
ríos sobre la tierra seca”, por lo que el agua se convierte en un símbolo del derramamiento del espíritu y la bendición de Dios (Isaías 44:3).

La sed de agua forma parte de la condición humana. Es la expresión corporal del anhelo de una vida plena, pero también puede convertirse en un ávido esfuerzo destinado a maximizar la satisfacción. Tal como se pone de manifiesto en el relato del maná en el desierto (Ex16) o del hombre rico que intentó guardar su abundante cosecha (Lucas 12:16 y sig.), es insensato pensar que la sed desaparecerá con la acumulación de recursos. En el diálogo con la mujer samaritana, Jesús muestra la fuente que sacia la sed de vida: “Cualquiera que beba de esta agua volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna” (Juan 4:13 y sig.). Y el libro del Apocalipsis concluye con la siguiente invitación: “Y el que tiene sed, venga. El que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida.” (Ap 22:17). La fuente de esta agua de vida permanece fuera del alcance de la codicia humana.

*El Rev. Dr. Konrad Raiser es un teólogo alemán. Fue secretario general del CMI de 1993 a 2003 y en la actualidad vive jubilado en Berlín.

Ideas para el estudio y la reflexión

Del mismo modo que tenemos una definición del “umbral de la pobreza” con ciertos criterios para medir la pobreza, ya es hora de contar con una definición del “umbral de la avaricia” para medir el instinto avaricioso de las personas que siguen acumulando riquezas y recursos.

¿Pueden empezar a debatir sobre el “umbral de la avaricia” en sus iglesias?

¿Saben cuáles son los “indicadores de la avaricia”?

Preguntas para la reflexión

¿De qué maneras reconocen el agua como símbolo del don y la generosidad de Dios?
¿De qué maneras Dios les llama a ofrecer agua –y otros dones divinos– a quienes tienen sed o algún tipo de necesidad?
¿En qué ámbitos de su vida se expresa la avaricia?
Lo que pueden hacer

En los países tropicales, las temperaturas superan los 40º C durante el verano. No hay suficientes instalaciones públicas para suministrar agua a las personas para que beban. No todos pueden permitirse comprar agua embotellada para beber. En muchos países, incluida la India, una práctica habitual es organizar un centro de distribución de agua potable gratuita en lugares estratégicos, ¿pueden ustedes organizar un centro de este tipo?
“Piensen a escala mundial, pero beban a escala local”: eviten el agua embotellada siempre que sea posible. Se usan unos dos litros de agua para producir únicamente la botella de cada litro de agua embotellada.
Eviten comprar agua embotellada si en su país se considera seguro beber el agua del grifo en el hogar.

Nota: Las opiniones expresadas en esta reflexión bíblica no reflejan necesariamente las posiciones oficiales del CMI y de la Red Ecuménica del Agua. Este material puede ser reproducido libremente dando el debido crédito al autor.

Del mismo modo que tenemos una definición del “umbral de la pobreza” con ciertos criterios para medir la pobreza, ya es hora de contar con una definición del “umbral de la avaricia” para medir el instinto avaricioso de las personas que siguen acumulando riquezas y recursos.

Por:Konrad Raiser*

sed de agua

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS