El negocio de confundir recogida y reciclaje.

 

El nivel de desinformación y falsas noticias al que estamos llegando a cuenta de la pandemia que nos ha tocado vivir este 2020 roza lo insoportable. Y el medio ambiente no es un sector ajeno a esa tendencia. En pleno debate sobre cómo se debe comunicar la relación entre el impacto del COVID-19 y reducciones en la contaminación atmosférica o la presencia de determinados animales en las ciudades, el reciclaje se apunta a la cita.

El titular, que no deja de ser un contenido patrocinado, dice “El reciclaje de envases aumenta un 15% desde el inicio del estado de alarma por el coronavirus”. El contenido habla de que “los ciudadanos españoles han incrementado en un 15% el uso del contenedor amarillo para reciclar sus envases”. Es decir, en España estamos depositando un 15% más de envases en el contenedor amarillo por culpa de la pandemia. Pero el reciclaje no ocurre en el contenedor amarillo.

Lo que se nos quiere presentar como un éxito ambiental no es más que otra alarma sobre el fracaso de nuestro modelo de producción y consumo: cada vez generamos más envases de usar y tirar. A pesar del absurdo y el riesgo que implica llevar a casa envases que han estado expuestos en los lineales de grandes superficies.

Y de la manipulación a las que nos someten los agentes económicos que se lucran con esos envases de usar y tirar. Nos venden como reciclaje lo que es mera recogida.

¿Qué cantidad de lo que se recoge en el contenedor amarillo se acaba recuperando para reciclaje? ¿Cuánto acaba finalmente convertido en materias primas y objetos nuevos? Si quisiéramos saberlo tendríamos que ir instalación por instalación cruzando entradas y salidas. Y la realidad es tozuda. De todo lo que depositamos en el contenedor amarillo apenas un 40% se recupera para el reciclaje.

Sí la cuenta es fácil. Si depositamos un 15% más de residuos de envases en el contenedor amarillo también podríamos llegar a reciclar un 15% más. Aun cuando del 100% sólo lleguemos a reciclar un 40%. O menos. En el caso de los envases de plástico parece que apenas llegamos al 25%.14 reciclaje 2

Y sí. A pesar de ser crítico estoy convencido de que estos días se recuperan más residuos de envases.

Hay varios factores que influirán en los resultados del reciclaje durante el confinamiento. El primero y más importante la frecuencia de recogida. Al menos por lo que intuye por la ventana. Estos días no se ven contenedores llenos hasta rebosar. Los que se han estado recogiendo 3 o 4 días por semana se recogen a diario. Simplemente esto, por probabilidad, hace que cualquier persona tenga más opciones de depositar su basura en el contenedor adecuado para su posterior tratamiento.

También se reducen los envases abandonados por la calle y en las papeleras: no hay gente consumiendo productos envasados en espacios públicos. Así que una importante cantidad de materiales que antes se destinaban a eliminación ahora están pasando por plantas de clasificación donde tienen una opción de ser recuperados.

Espero que tengamos esto en cuenta en el futuro: más frecuencia de recogida permite un mejor reciclaje. Evitar los residuos abandonados mejora el reciclaje. Conseguir que los envases no entren en flujos destinados a eliminación mejora el reciclaje. Y cuanta más basura (esté bien separada o no) se trate en las instalaciones de clasificación de envases más posibilidades hay de que los envases se reciclen.

Pero, no nos despistemos, la pregunta sigue siendo otra ¿Cuántos envases de usar y tirar se convierten en nuevos envases gracias al contenedor amarillo? Y la respuesta que nos ofrecen es que hemos depositado un 15% más de residuos. Insisto ¿Cuántos se recuperan? ¿Cuántos vuelven a ser nuevos envases?

Las respuestas vienen de la mano de Ecoembes, Ecoembalajes España, S.A. Al pie de la falsa noticia que da lugar al titular engañoso encontramos el origen “Serie de Economía circular realizada en colaboración con la organización Ecoembes”. Quizá la palabra publirreportaje o contenido patrocinado encajarían donde pone “colaboración”. La transparencia sigue siendo una asignatura pendiente en los medios de comunicación y para corporaciones que se dicen socialmente responsables.

Lo que sí podemos saber es que no sólo los medios de comunicación que difunden las notas de prensa de Ecoembes ganan dinero de confundir reciclaje y recogida. En la nota aparece otro agente necesario. Otro párrafo interesante para entender a qué estamos jugando es este:

“un incremento de aproximadamente un 15% en las toneladas de entrada de residuos», explica Albert Mateu, director general de Griñó Ecològic, un grupo que trabaja con Ecoembes en el tratamiento de los residuos que se depositan en el contenedor amarillo”

La noticia se entiende mejor si buscamos Griñó Ecològic en la hemeroteca. Para no aburrir con los detalles os dejo un titular de agosto de 2007 y otro de agosto de 2019. La empresa, proveedor homologado de reciclaje para Ecoembes, ilustra que no todo lo que se recoge en el contenedor amarillo y se destina a reciclaje acaba convertido en materias primas. No es un caso aislado. Los recicladores homologados por el sistema integrado de gestión de residuos de envases ligeros acumulan decenas de incendios en sus instalaciones durante los últimos años.

Es un tema del que se habla poco, entiendo que no hay muchos patrocinadores para este tipo de información, pero cualquier periodista que investigase un poco, cualquier medio con ganas de contrastar la desinformación en el sector, llegaría fácilmente a unos datos que deberían hacernos reflexionar a todos sobre el modelo de producción y consumo que estamos viviendo.

Y no, no culpo a los gestores de residuos. Son empresas que sufren los incendios. Con todas las consecuencias que implican. Lo que pido es que nos dejemos de confundir recogida y reciclaje y empecemos a pensar formas mejores de recoger los residuos. Sistemas para costear el esfuerzo de procesar los residuos. Una fiscalidad que penalice los envases de usar y tirar. Sistemas de responsabilidad ampliada del productor que contemplen la cadena de valor de los materiales y eviten la pérdida de recursos, invirtiendo y tomando medidas para que podamos evitar los incendios en las instalaciones de gestión de residuos.

Confundiendo sobre reciclaje y recogida no solucionamos ningún problema. Ni el impacto creciente que suponen para nuestra salud y la de los ecosistemas los plásticos de usar y tirar, ni los incendios en instalaciones de gestión de residuos, ni el reto de alcanzar los objetivos de reutilización y reciclaje que nos exigen desde Europa.

https://www.productordesostenibilidad.es/2020/04/el-negocio-de-confundir-recogida-y-reciclaje/

 

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

ÚLTIMAS ENTRADAS DE BLOG

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS