Lago Titicaca, la mística de uno de los paisajes más bellos del mundo

También conocido como el "Lago Sagrado de los Incas", tiene una vista inolvidable ya que desde allí se puede ver la de los Andes y las islas existentes en el Lago. Es el mayor lago de agua dulce América latina y el más alto del mundo, se encuentra de 3.810 metros de altura y su extensión cubre más de 8. 710 km², de los que 5.260 km² corresponden al Perú y 3.450 km² a Bolivia.

 

También conocido como el “Lago Sagrado de los Incas”, tiene una vista inolvidable ya que desde allí se puede ver la Cordillera Real de los Andes y las islas existentes en el Lago. Además, Titicaca es la cuna de la civilización Andina y se encuentra poblado por las comunidades Aymaras y Quechuas que aun mantienen sus identidad, costumbres y tradiciones heredadas de sus antepasados pero han fusionado el legado español en algunas actividades artísticas y culturales.

Su riqueza es enorme: hay 60 variedades de aves, 14 especies de peces originarios del lago y 18 especies de anfibios, entre los cuales se encuentra la rana gigante del Titicaca que puede llegar a pesar hasta 3 kg.

Si existe un momento ideal para visitar el lago es entre mayo y octubre, ya que el clima le jugará a favor, con una temperatura promedio de 25°C. Pero, es importante tener en cuenta que durante las noches, las temperaturas son usualmente bajo los 0°C. durante todo el año.

Quienes visitan el lago, suelen apasionarse con su cultura y las leyendas que allí se relatan en torno a su origen. Uno de los mitos populares cuenta que hace mucho tiempo, el lago Titicaca era un valle fértil poblado de hombres que vivían felices y tranquilos. Nada les faltaba; la tierra era rica y les procuraba todo lo que necesitaban. Sobre esta tierra no se conocía ni la muerte, ni el odio, ni la ambición. Los Apus, los dioses de las montañas, protegían a sus habitantes. Sólo un pedido les hicieron, nadie debía subir a la cima de las montañas donde ardía el Fuego Sagrado.

Durante largo tiempo, los hombres acataron este pedido de los dioses. Pero el diablo, condenado a vivir en la oscuridad, no toleraba la felicidad, ni el respeto de quien acata las normas. Cuenta le leyenda, que él fue quien les pidió probar su coraje yendo a buscar el Fuego Sagrado a la cima de las montañas. Entonces los hombres comenzaron a escalar la cima de las montañas, pero a medio camino fueron sorprendidos por los Apus. Los dioses comprendieron que los hombres habían desobedecido y decidieron exterminarlos. Miles de pumas salieron de las cavernas y se devoraron a los hombres que suplicaban al diablo por ayuda. Pero este permanecía insensible a sus suplicas.


Viendo la situación, Inti, el dios del Sol, se puso a llorar. Sus lagrimas eran tan abundantes que en cuarenta días inundaron el valle. Un hombre y una mujer solamente llegaron a salvarse sobre una barca de junco. Cuando el sol brillo de nuevo, el hombre y la mujer no creían a sus ojos: bajo el cielo azul y puro, estaban en medio de un lago inmenso. En medio de esas aguas flotaban los pumas que estaban ahogados y transformados en estatuas de piedra. Llamaron entonces al lago Titicaca, el “lago de los pumas de piedra“.

Un sitio signado por la historia, la cultura, impactantes vistas y una belleza incomparable. El lago Titicaca es la mejor opción para quien guste de aprender, conocer y disfrutar de un lugar en el mundo cuya magia es digna de ser vivida.

http://www.vidapositiva.com/lago-titicaca-la-mistica-de-uno-de-los-paisajes-mas-bellos-del-mundo.html