Si algo tenemos claro es que la industria de la cirugía estética no está en crisis. Al revés, con el paso de los años, cada vez son más las clínicas de cirugía estética que existen y los diferentes tratamientos que ofrecen. De hecho, somos las propias personas las que, en cada momento de nuestra vida, somos susceptibles de intervenirnos quirúrgicamente.

Conforme nuestro cuerpo cambia con el paso de los años, los complejos y las inseguridades se acentúan, de modo que decidimos, por regla general, someternos a la cirugía estética para que el impacto de la edad sea menor. Eso sí, según la franja de edad, hay operaciones más demandadas que otras, sin duda fruto de los cánones estéticos y del propio cuerpo humano. 

De 18 a 29 años.-

Aunque parezca mentira, la cirugía de aumento de pecho es la más solicitada en esta primera etapa de la juventud de las mujeres. Ya sea por moda o por necesidad, lo cierto es que cada vez es mayor el número de personas que apuestan por esta intervención estética. Eso sí, se recomienda esperar hasta los 21 años de edad ya que el cuerpo femenino se desarrolla hasta esta edad, por lo que el pecho puede crecer y conviene estar enterados de las posibilidades de desarrollo natural del propio cuerpo. 

Por otro lado, la rinoplastia o corrección de la nariz también es de las más demandadas en esta franja de edad. 

De los 30 a los 49 años.-

Se trata de una época de grandes cambios corporales en la persona, sobre todo en las mujeres. Por regla general y en base a las estadísticas, es a partir de los 35 años cuando la mujer desea ser madre. Fruto de los embarazos y la lactancia, se producen determinadas marcas y daños en la piel que encuentran solución en algunas intervenciones quirúrgicas. De hecho, las más demandadas en esta franja de edad pasan por la abdominoplastia, recolocación de mamas y liposucciones. 

A partir de los 49 años.-

En este momento de la vida, surgen grandes demandas de intervenciones como la blefaroplastia, la cirugía facial, estética dental, corrección de descolgamiento de cuello, ácido butolínico, etc. Se puede afirmar, pues, que ahora busca la mujer sentirse más joven y por ello recurre a este tipo de cirugía. Aún así, todo esto es por regla general y siempre puede haber excepciones, aunque el aumento de pecho, por ejemplo, no es lo más común a esta edad.