Dieta para aliviar el malestar de las hemorroides

 

Su propósito es mejorar el tono vascular y prevenir el estreñimiento para disminuir el dolor y desinflamar la zona
El seguimiento de una dieta rica en fibra es determinante para mejorar el tono vascular y frenar el estreñimiento, una reacción que se agrava con las hemorroides. Una dolencia tan común como incómoda.

Se describe como un abultamiento de los vasos sanguíneos que irrigan el ano. Cuando estos se dilatan y aumentan de tamaño, provocan un malestar local que se acompaña de dolor, picor e incluso sangrado en el momento de la defecación. Como solución, la dieta y el uso de complementos dietéticos de extractos de hierbas y de sustancias antioxidantes con efecto antiinflamatorio tienen el propósito de mejorar la circulación sanguínea y la desinflamación. Con estos cuidados dietéticos no se eliminan, pero se alivia de manera considerable el dolor. Por otro lado, es habitual que durante el embarazo aparezcan hemorroides; las sufre el 86% de la población, en uno u otro momento, según la Asociación Española de Gastroenterología. . En este caso conviene seguir una dieta rica en fibra y consultárselo a su médico.7 hemorroides 1

Más fibra en la dieta
La dieta influye en la microcirculación de la sangre y en el tono vascular, condicionantes del desarrollo de las hemorroides. Pero además, la alimentación también está implicada en la predisposición a las dolencias intestinales, entre ellas, el estreñimiento. Este trastorno, sea pasajero o crónico, favorece la aparición de hemorroides o las agrava, en caso de tenerlas. El aumento de la ingesta de fibra es útil para suavizar los movimientos intestinales, aliviar el estreñimiento y, de esta manera, reducir el esfuerzo al defecar, que representa un gran alivio en estos casos.

En la "Guía de Práctica Clínica del Manejo del paciente con Rectorragia" (actualizada en 2007), realizada por la Asociación Española de Gastroenterología, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria y el Centro Cochrane Iberoamericano, dentro del "Programa de Elaboración de Guías de Práctica Clínica en Enfermedades Digestivas, desde la Atención Primaria a la Especializada", se propone una dieta con alto contenido en fibra en pacientes con síntomas hemorroidales.

Una dieta para las hemorroides, es decir una dieta laxante supone consumir más de los 25 g diarios de fibra recomendados. Esto implica dar preferencia a los vegetales, consumir legumbres varios días por semana y escoger los cereales y derivados integrales (arroz, cuscús, pan, pasta) frente a los refinados. A pesar de todo, puede que el aporte de fibra de la dieta sea insuficiente para lograr un efecto terapéutico en el tratamiento de las hemorroides tanto internas como externas y que sea preciso tomar complementos de fibra.7 hemorroides 3

Suplementos de fibra eficaces
De los suplementos de fibra se estudia su origen, composición y propiedades, su acción dentro de las funciones gastrointestinales y su utilidad en los trastornos y enfermedades (enfermedad funcional del intestino, diverticulosis, pólipos y otras condiciones). En la revisión sistemática de ensayos clínicos aleatorizados controlados con placebo (ECA) que realizaron los autores para elaborar la citada guía, comprobaron que estos suplementos son eficaces para el tratamiento de los síntomas en pacientes con hemorroides.

En la revisión se detectó que estos suplementos laxantes disminuyeron a la mitad la persistencia de los síntomas (47%) y los episodios de sangrado (50%). No obstante, las mejorías en otras variables como el dolor, el picor y el prolapso no fueron significativas. Los resultados más rápidos se obtuvieron a las seis semanas de comenzar el tratamiento dietético, y los más tardíos, hacia los tres meses. Al hacer esta recomendación, conviene advertir al paciente que cualquier incremento en la ingesta de fibra debe ir acompañado de un aumento en el consumo de agua.

Además, se debe evitar el uso de medicamentos laxantes que pueden causar diarrea y empeorar los síntomas. Sólo se emplearán cuando aumenten el volumen de las heces, como el salvado de trigo, el de avena, las semillas de lino o complementos a base de plantas ricas en fibra soluble como el "Plantago ovata". Estos se usarán como aporte extra de fibra en la dieta, en lugar de como sustitutos de los alimentos integrales.

Salvado de trigo. Es pura fibra insoluble que tiene la particularidad de aumentar la velocidad de las heces a través del intestino. Su consumo continuado durante una temporada es muy eficaz para el tratamiento del estreñimiento, hemorroides y fisuras anales. Este complemento laxante se puede añadir al yogur, a la leche, al batido de frutas, mezclarlo con cereales de desayuno o usarlo como ingrediente para elaborar bizcochos y demás repostería casera. No se recomienda sobrepasar los 30 g diarios de salvado de trigo, ya que el exceso de fibra resulta contraproducente, se asocia a flatulencia, dolor y distensión abdominal.
Salvado de avena. Se diferencia del anterior porque está compuesto por fibra soluble en agua, con capacidad de aumentar el peso y el tamaño de las heces, debido a la retención de agua. Esto redunda en un menor esfuerzo para defecar y un alivio del dolor asociado a las hemorroides. Se le puede dar el mismo uso que al salvado de trigo.
Antioxidantes y antiinflamatorios
Los antioxidantes tienen una doble función en la mejora de las hemorroides. Por un lado, protegen frente a los radicales libres, sustancias causantes del envejecimiento y del deterioro de las paredes de arterias y venas. Por otro, mejoran el tono venoso, por su acción vasoconstrictora y antiinflamatoria al disminuir la liberación de prostaglandinas (sustancias inflamatorias).

En un meta-análisis sobre el uso de flavonoides (un tipo de antioxidantes) en el tratamiento de las hemorroides se comprobó que su consumo reduce en más del 50% de los casos la persistencia o empeoramiento de los síntomas en las hemorroides de menor gravedad (grado I y II). El producto a base de flavonoides más utilizado y eficaz es el que combina diosmina (90%), obtenido del "Citrus aurantium" (o naranjo amargo) con hesperidina (10%), un flavonoide abundante en los cítricos en general (limones, naranjas, naranjas amargas).

Alimentos: ¿cuáles puedo tomar y cuáles no?

Alimentos malos para las hemorroides
Los expertos recomiendan evitar las comidas que irritan el estómago, que provocan ardores o reacciones inflamatorias y que se concentran, entre otros, en los siguientes:

Comida picante
Carne roja
Alcohol
Exceso de sal
Alimentos azucarados

Alimentos buenos para las hemorroides

Por su parte, los alimentos más recomendados en este caso son los ricos en fibra, como los que se enumeran a continuación:

Cereales integrales
Frutas con piel
Legumbres
Frutos secos como almendra, nueces y cacahuetes, etc.

https://www.consumer.es/alimentacion/dieta-para-aliviar-el-malestar-de-las-hemorroides.html

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS